José Sánchez Ramírez

Sus comienzos fueron a temprana edad, dibujando historietas y desarrollando técnicas nuevas, para después dedicarse completamente a la pintura andina. Ha experimentado con distintos trabajos en óleo, acrílico y acuarela. Desde el 2005 ha pintado diversos retratos en relación al mundo andino con el fin de rescatar la herencia y cultura de sus ancestros, plasmando imágenes reconocidas de ellos, como lo son los petroglifos, pictografías ancestrales en telas y con colores representativos de ellos.